El pilar principal de una red de negocios es, sin lugar a duda, “la confianza”, aunque no podemos olvidarnos de “la referencia”.

Cada uno de los miembros de una red de negocios se debe preocupar, en primer lugar, de inspirar confianza a los demás miembros, de tal manera que estos tengan la tranquilidad suficiente como para pasarle sus referencias, sus clientes, sus contactos con nombre y apellido, sabiendo que en ningún momento serán puestos en un compromiso, en un aprieto o que estos clientes no serán tratados de la manera más correcta y respetuosa posible.

Solo en el momento en el que existe confianza y tranquilidad entre los miembros, se podrán conseguir nuevas referencias a través de cada uno de los componentes de la red de negocios.

Las referencias son un bien intangible, que se intercambia libre y gratuitamente entre los miembros de la red. Esto no quita que las referencias deben ser valiosas, que generen negocio, aunque en ningún momento se debe exigir a los miembros que las referencias generen ingresos.

referencia-networking-twg-team-work-groups

En segundo lugar, cada miembro de la red se debe preocupar, aparte de recibir referencias, de darlas a los demás compañeros. Pueden ser referencias de clientes en cartera o nuevos, pero también puede ser una referencia interna o externa a nuestra empresa.  

En el día a día, cada uno se debe transformar en un representante del otro, de tal manera que si detecta una necesidad que pueda ser cubierta por alguno de los compañeros de la red, coja la referencia y se la pase con la mayor rapidez posible para no perder el posible cliente, que tiene una necesidad que espera cubrir a la mayor brevedad posible.

Se debe intentar que las referencias sean valiosas y que contengan además del nombre y el teléfono, algún aspecto personal que nos acerque más al cliente final que nos genere confianza y nos allane el camino de forma menos dificultosa hacia él.

En cualquier caso, siempre debemos tratar con respeto tanto a la referencia como a los demás miembros de la red, agradecerles la oportunidad de crecimiento que nos brindan y comprender que no siempre una referencia se traduce en un ingreso; que puede, simplemente, enriquecernos como personas y como profesionales.

Las referencias son posibles negocios futuros, que se materializarán en ingresos solamente si les prestamos la atención debida, las tratamos con respeto y sabemos dónde están los límites.

TWG

Author TWG

More posts by TWG

Leave a Reply